Skip to content

Barcos fantasmas, casos inexplicables

El oc√©ano es ese √ļltimo rinc√≥n del mundo que a√ļn hoy en d√≠a no hemos podido descifrar ni descubrir por completo. En tiempos antiguos fue un lugar lleno de leyendas y mitos, algunos de ellos se han descifrado gracias a los cient√≠ficos modernos, pero otros siguen sin resolverse.

Algunos de ellos son los aterradores barcos fantasmas, buques desaparecidos que de pronto volvían a aparecer, con suministros y en perfecto estado, pero sin tripulación alguna. De algunos se supo la causa, de estos que te contaré a continuación, no.

Mary Celeste

31 metros de largo y casi 300 toneladas de peso, un bergantín que surcaba el Océano Atlántico en 1872. Cuando se halló, el buque navegaba a toda vela, y a pesar de poder albergar a una gran tripulación, al momento de abordarlo no encontraron una sola alma.

Muchas teorías apuntaron a que pudo haber sido provocado por un asalto pirata, ya que los botes salvavidas estaban en sus lugares, sin embargo había algo que hacía resultar todo muy misterioso: la comida estaba servida en el comedor.

Y aunque se podr√≠a pensar que pudo haber quedado ah√≠ tiempo atr√°s, en un lugar como un barco que nunca deja de moverse y tambalearse ¬ŅCu√°nto pudo haber aguantado un cuenco de sopa sobre la mesa? Sin duda, uno de los misterios m√°s inexplicables del mar abierto.

El Octavius

El nav√≠o volv√≠a de un viaje transatl√°ntico hac√≠a Inglaterra cuando qued√≥ atrapado por el hielo. O al menos fue lo que se crey√≥, pues se hab√≠a dado por perdido hasta que en el a√Īo de 1775, un barco ballenero se cruz√≥ con el Octavius navegando sin rumbo y decidieron abordarlo.

Cuando lo hicieron la escena les pareci√≥ irreal: toda la tripulaci√≥n del Octavius estaba ah√≠, pero sus cuerpos estaban congelados por el fr√≠o del √°rtico. Lo m√°s aterrador fue ver la bit√°cora del capit√°n que ten√≠a fechado su √ļltimo registro en el a√Īo de 1762, lo que dar√≠a como resultado a un barco que hab√≠a navegado sin rumbo por 13 a√Īos con su tripulaci√≥n sin vida.

Lady Lovibond

El velero parti√≥ en 1748 con rumbo a Oporto, Portugal, y todo el viaje fue sin ning√ļn percance hasta que se lleg√≥ a las Goodwin Sands, una zona de aproximadamente 10 millas y que est√° llena de arena fina, la cual al moverse con la corriente crea cambios de altura afectando a las embarcaciones.

Son tan mortíferas que se conocen 2000 naufragios en la zona. Y a pesar de que la tripulación era experimentada, hubo algo que el capitán no pudo prever. Uno de sus subordinados estaba enamorado de su mujer, y la rabia por el amor no correspondido lo llevo a sabotear el timón, haciendo perecer a toda la tripulación en las arenas movedizas.

A√Īos despu√©s, otra embarcaci√≥n volvi√≥ a surcar las arenas, y en la bit√°cora del capit√°n se describ√≠a que hab√≠an topado con un velero con las mismas caracter√≠sticas que el Lady Lovibond, solo que a pesar de maniobrar, no hab√≠a ninguna persona en la cubierta. El capit√°n intento seguirlo, pero el barco poco a poco fue desapareciendo en la niebla.

SS Baychimo

Un buque carguero que por a√Īos trabajo eficazmente, hasta que en el a√Īo de 1931 qued√≥ atrapado en el hielo de Alaska, siendo abandonado por su tripulaci√≥n en medio de una tormenta. Cuando el clima se despejo quisieron volver al nav√≠o pero este hab√≠a desaparecido.

Inmediatamente se dio por hundido, sin embargo, tiempo después comenzaron a correr rumores de que se le había visto navegando por las costas de Alaska solo para desaparecer nuevamente.

La √ļltima vez que se vio al nav√≠o fue en 1969, casi cuatro d√©cadas despu√©s de la primera desaparici√≥n.

Ryou-Un Maru

M√°s recientemente, en el a√Īo del 2012, apareci√≥ sobre el territorio americano un buque pesquero japon√©s. Luego de haber viajado durante todo un a√Īo presuntamente sin tripulaci√≥n. A causa del tsunami que azoto Jap√≥n, el barco perdi√≥ rumbo y acabo navegando y dando el solo la vuelta al mundo.

Y aunque nunca se ha mencionado el paradero de su tripulaci√≥n, en caso de haber estado alguien ah√≠ en el momento de la cat√°strofe, el barco no estaba listo para un abordaje con suministros, y seguramente pereci√≥ en el a√Īo a la deriva.