Skip to content

Leyendas de la Cueva del Diablo

Leyendas de la cueva del diablo.

Hay quienes creen que la brecha entre el mundo espiritual y el terrenal es más pequeña de lo que pensamos. De ahí radican varios de los encuentros que los humanos han tenido con criaturas paranormales. Incluso hay personas que aseguran que existen varias entradas hacia el mismísimo infierno. Entre los relatos más famosos, destacan las leyendas de la Cueva del Diablo, en México.

Muchos han entrado en esta caverna para no ser vistos nunca más, hasta el punto de no ser encontrados ni vivos ni muertos. Lo cierto es que el valor religioso y espiritual que tiene esta sección del Cerro de la Estrella no hace más que darle peso a las Leyendas de la Cueva del Diablo. De hecho, se dice que, en más de una ocasión, se han encontrado restos recientes de rituales realizados en aquel espacio.

Algunos prefieren teorizar, en su escepticismo, la razón lógica detrás de las desapariciones, sin ningún resultado. En esta oportunidad hablaremos acerca de todos los mitos y leyendas que rodean a una de las cuevas más conocidas en este lado de México.

¿Qué es la Cueva del Diablo?

Son muy pocos los que todavía no han escuchado acerca de las desapariciones de la Cueva del Diablo. Después de todo, además de los múltiples casos y todo el fenómeno que le rodea, también existe una película que habla acerca de los peligros de visitar este misterioso lugar.

La cueva se encuentra al oriente de México, en la ciudad de Iztapalapa, y forma parte del conjunto de 144 cuevas que conforman al Cerro de la Estrella. Hay que destacar que, según varias investigaciones, esta montaña contaba con una importancia espiritual para los antiguos mexicanos. Actualmente, se tiene la tradición de representar la Pasión de Cristo en este sitio, como una forma de protección.

El espeleólogo mexicano Antonio Montero, escribió sobre la Cueva del Diablo en 2001. La mayoría de las leyendas acerca de este lugar enfatizan las cualidades místicas de la misma, así como su amplia extensión. Sin embargo, tras una exploración a su interior, Montero descubrió que en el pasado contaba con dimensiones incluso más grandes.

Leyendas de la cueva del diablo.

Desapariciones en la Cueva del Diablo

La razón por la cual muchas de las personas siguen visitando la Cueva del Diablo se debe, principalmente, por el misterio acerca de las desapariciones. La mayoría de las leyendas que rodean esta sección de la Zona Arqueológica Cerro de la Estrella se lo atribuyen a la intervención de criaturas sobrenaturales de todo tipo, especialmente al diablo o a demonios.

Algunas de las leyendas de la Cueva del Diablo aseguran que se escuchan ruidos que manan del interior de esta caverna. También se habla acerca de la existencia de un anciano que frecuenta la zona y les pide a los visitantes que lo acompañen al interior de la cueva, donde se encuentra un gran lago lleno de riquezas. Si decides no tomar nada del tesoro, podrás salir para vivir otro día.

LEER
驴Como invocar un demonio?

La existencia de un lago dentro de la Cueva del Diablo es un tema frecuente en otras leyendas sobre la misma. Aparentemente, dentro de este lugar podemos encontrar un lago en el que nadan patos de belleza inigualable. Este mismo relato también asegura que en el fondo del agua brillan ollas repletas de oro.

Por otro lado, algunas leyendas sugieren que en la Cueva del Diablo habitan pequeñas criaturas o duendes. Esto explicaría la desaparición de niños que serian guiados hasta lo más alto del cerro, donde se encuentra la cueva. Hay que destacar que una de las entradas a la cueva es tan pequeña, que solo un niño podría acceder a través de ella.

¿Es posible acceder a la Cueva del Diablo?

Sí, impulsado por la curiosidad, sigues queriendo visitar la Cueva del Diablo en Iztapalapa, te recomendamos que desistas. Actualmente, se han implementado algunas medidas de seguridad para alejar a los curiosos. Para empezar, la entrada a la cueva se encuentra rodeada por una malla, para dificultar el acceso.

Por si no fuera suficiente, la entrada está obstruida por escombros. Se cree que pudo haber sido provocado, aunque existe la posibilidad de que haya sido a causa de un deslave. Lo cierto es que esta zona es propensa a desplazamientos de tierra, por lo que visitar la Cueva del Diablo podría terminar en un accidente.

Leyenda original de la Cueva del Diablo

La historia se remonta a los años inmediatos a la revolución, cuando en Iztapalapa no había más que casas de adobe. En ese entonces había un campesino llamado José que decidió visitar la Cueva del Diablo luego del nacimiento de su hijo número 13. De esta manera, podría conseguir el tesoro dejado ahí durante la guerra, para mantener a su familia.

Sin escuchar las advertencias, José entró a la cueva en Sábado de Gloria, ya que se decía que, durante este día, era posible tomar los tesoros y escapar. Una vez encontró el oro y quiso escapar, la cueva comenzó a derrumbarse, pero logro salir.

Para su sorpresa, no fue capaz de reconocer nada del exterior. Ya no había casas de adobe y el terreno donde vivía, estaba vacío. Los habitantes del lugar le explicaron que, desde hace mucho tiempo, nadie ha vivido en ese lugar. Aparentemente, habían transcurrido 50 años.

Ahora que conoces las leyendas de la Cueva del Diablo, ¿estarías dispuesto a visitar sus alrededores o adentrarte en su interior?