Skip to content

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

En la zona selvática de Veracruz, en un poblado llamado Catemaco, existe una tradición milenaria que tiene sus raíces en la época prehispánica. Una tradición mística y poderosa, que aprovecha la noche con más energía del año para intentar ser atrapada por brujos, chamanes y curanderos. Una noche de misas negras dedicadas a Satán, de sacrificios animales y trabajos de magia negra y blanca para traer beneficios o maldades. Y todo por la energía que un movimiento del cosmos genera. Esto es el Aquelarre de Catemaco.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

El primer viernes de marzo un movimiento anual y único del cosmos genera una gran cantidad de energía proveniente de la luna para los practicantes de la magia. Por ello personas de todo el país se dan cita al místico poblado, para hacer trabajos o atrapar la energía en amuletos o pociones. Pues esta energía los limpia de todo lo que hayan tenido que lidiar durante el año, fortaleciéndolos para el que sigue. Pero se aprovecha para hacer limpias y trabajos por igual.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Las celebraciones comienzan con unas reuniones secretas, que podrían resultar en la excomunión de un católico: las misas negras. Pues se dice que algunas de estas misas, son de naturaleza satánica, y son aquellas que se festejan en secreto, en algún punto del cerro del Mono Blanco y sirven para renovar el pacto del brujo con el diablo.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Sin embargo, las más conocidas y visitadas son las que practican los brujos blancos, pues son misas de purificación, dedicadas a retirar lo “negro” de las personas, y lograr limpias más efectivas. Estas, en lugar de usar pentagramas como los practicantes de las artes oscuras, usan la estrella de David, pues se considera benéfica para el brujo blanco.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Parte de sus rituales de las misas negras incluyen algo que para algunos podría pecar de grotesco: sacrificios animales. Suelen ser gallinas y un cordero, cuya sangre acaba cubriendo los rostros y cuerpos de los chamanes. Estos animales suelen ser usados como representantes o portadores de los males de las personas, que con su muerte acaban siendo liberados. Y aunque esto no se hace en cada persona, si fungen de apertura para las misas.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Al margen de un lago, grupos exóticos de instrumentos prehispánicos brindan y bailan bajo la luna, como ceremonia en honor a la Madre Tierra, se dice que para limpiar toda la mala vibra, pero de igual forma, según cuentan ellos mismos, para abrir nuevos portales de energía a través de su danza a manera de catarsis, armonizando sus cuerpos con las fuerzas del cosmos.

LEER
Esta serie de Netflix explora el turismo oscuro en todo el mundo ¬°Perfecta para amantes del terror!

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Algo interesante es que sin importar tus creencias, en este lugar, en este día, serás respetado. Puedes convivir con brujos que pactan con el diablo, como con curanderos que recen a Dios. Y no habrá rencillas o problemas, pues todos están ahí para aprovechar la energía, que al ser tan grande, estalla en energía positiva y energía negativa por igual.

El Aquelarre de brujos en Catemaco, Veracruz

Atte. Edy Doo