Skip to content

La casa del dentista

Hace mucho tiempo en Piedras Negras, Coahuila existi贸 un聽dentista聽cuyo consultorio lo ten铆a en su propia聽casa, y debido a su mala racha econ贸mica, su madre ya una viejecita era quien recib铆a a los clientes, abr铆a el port贸n, les sonre铆a y los invitaba a pasar a la聽casa.

Lamentablemente a la viejita un d铆a le lleg贸 su hora de partir, pero ella no estaba lista para abandonar a su hijo鈥

Aunque la amable viejita falleci贸, los pacientes ni las personas fuera de la casa聽sab铆an, as铆 que todo parec铆a normal, los pacientes segu铆an consultando con el聽dentista聽y segu铆an siendo recibidos por la viejita, hasta que un d铆a un putrefacto olor comenz贸 a ambientar la聽casa聽deldentista, causa por la que los clientes dejaron de visitarlo, se pod铆a observar como esa聽casa聽al pasar de los d铆as se deterioraba y el zacate crec铆a.

Un gris d铆a, los forenses estaban fuera de la聽casa y se pod铆a ver que arrastraban una camilla con el cuerpo de la viejita tapada, los pacientes y vecinos se entristecieron por la perdida de aquella amorosa madre. Los pacientes visitaron al dentista para darle el p茅same, pero para su sorpresa la viejita era quien los recib铆a鈥

Pasmados de ver en pie a aquella mujer que difunta cre铆an, le preguntaron al dentista聽que es lo que estaba sucediendo, y el les respondi贸 que el esp铆ritu de su incondicional madre se qued贸 a hacerle compa帽铆a y ayudarle con su trabajo.

Pero aun no se acababan las sorpresas para los pacientes, pues el regordete聽dentista los invit贸 a pasar a su cuarto para ver un espect谩culo, el espect谩culo de la muerte, pues lo que hab铆a ah铆, eran los restos del dentista, quien se arrebat贸 la vida semanas despu茅s de que su madre falleci贸鈥

Se dice que hasta la fecha, los fantasmas de la madre e hijo habitan la casa, pues testigos que han visitado la聽casa聽abandonada, aseguran ver a la viejecita que se asoma por el port贸n鈥

Atte: Edy Doo