Skip to content

Crímenes y accidentes en Disneyland: No todo es magia y fantasía

terror en disneylandia

Disneyland es conocido por sus mágicos destinos vacacionales. Sin duda, el sueño de todo niño y adulto, que creció mirando las icónicas películas de la enigmática casa del ratón. 

Sin embargo, no todo es alegría y amor en los centros turísticos de Walt Disney. Ya que con los años se han documentado crímenes y muertes de diferente índole que han generado todo tipo polémica alrededor del gran parque de atracciones. 

El tren de la gran montaña de los truenos 

Fue en el año 2003 cuando Marcelo Torres de 22 años decidió subir al tren de la gran montaña de truenos, una de las atracciones más inofensivas de Disney. 

Cuentan los testigos que Marcelo se encontraba sentado en el primer vagón cuando una de las ruedas traseras de la locomotora falló provocando un frenazo repentino que, al impactar con los vagones traseros, terminó descarrilando el tren casi por completo. 

Fue así como Marcelo quedó totalmente aplastado por los vagones de la locomotora. De tal forma que su pecho y cráneo quedaron destrozados por el peso de la vagoneta al punto de ser irreconocible para sus seres queridos. 

Su muerte, gráfica y atroz, quedaría tanto en la memoria de los pasajeros sobrevivientes como en el historial de accidentes catastróficos de Disneyland. 

Rehenes en Disneyland

En septiembre de 1992, un hombre de 37 años ingresó al parque Epcot de Disney con la intención de “hablar” con su novia. Según los guardas de seguridad, el sujeto en cuestión apuntaba un arma hacia ellos y tras amenazar varias veces, disparó cuatro veces y tomó como rehenes a dos guardias del equipo en el baño más cercano. 

Acto seguido, los alguaciles respondieron rodeando el baño para poder negociar con el hombre. Horas más tarde, el hombre termina liberando a los rehenes. Pero, de momento a otro, sostiene levanta el arma, apunta en su sien y se dispara asimismo

Tras ser trasladado al Centro Médico Regional de Orlando, fue declarado muerto a su llegada.  

El accidente en Tom Sawyer’s Island, Disneyland

Fue en 1973 cuando Boorkyln – Bogden , un adolescente de 18 años y un niño de 10 se divertían en Tom sawyer’s Island, la isla artificial rodeada por los ríos de América de Disney.  

Pero, la diversión terminó cuando Delaurot, el joven de 18 años y su pequeño hermano, perdieron la última balsa de vuelta al parque. Atrapados en la isla, ambos hermanos decidieron nadar de vuelta al parque. Sin embargo, debido a la naturaleza de los ríos artificiales, los hermanos empezaron a ahogarse

El pequeño pudo salvarse, pero Delaurot (el mayor de 18 años), se ahogó en las rápidas aguas de los ríos. Empleadores, bomberos y policías duraron 8 horas buscando, hasta que por fin encontraron su cuerpo en las rocas. 

La muerte de Javier Cruz

Javier Cruz de 38 años era un empleado de Disney, cuyo trabajo era caracterizar a Pluto en su respectivo disfraz. Por tanto, su labor era entretener a niños y turistas de todas las edades y partes del mundo. 

No obstante, en uno de los desfiles de “La bella y la bestia” cuentan que Javier terminó aplastado por el carruaje principal de la atracción ¿La razón? Un mareo repentino que le hizo perder el equilibrio en medio del desfile. No obstante, la causa del mareo aún es desconocida: ¿enfermedad o borrachera?

Hablamos de una muerte lenta y dolorosa, lamentablemente. Pues, Cruz, en su disfraz de Pluto, quedó completamente atrapado bajo las ruedas del vehículo. Sus gritos, ahogados aunque llenos de agonía, se mezclaron con el llanto desconsolado de los niños. 

Y tú, ¿qué otra historia de muerte accidental o asesinato en Disneyland conoces?