Skip to content

Leyenda de “El fantasma del ba帽o”

En un colegio de San Blas en Nayarit de generaci贸n en generaci贸n se ha contado una leyenda de terror, cuyo origen se remonta a hace muchos a帽os cuando el conserje encontr贸 los restos de la se帽ora de limpieza, la mujer ten铆a signos de que alguien le arrebat贸 la vida y que estuvo sufriendo por horas, hab铆a sido mordida, nunca se encontr贸 al responsable ni se hizo justicia, por lo que el esp铆ritu de la mujer lleno de rabia se qued贸 para vengarse.

Los alumnos cuentan que cuando entran al ba帽o a solas, algo que no se puede ver toca la puerta, si haces caso al llamado y abres, el fantasma de la mujer entrar谩 y te har谩 sufrir la misma muerte que ella.

En una ocasi贸n se celebr贸 una fiesta de fin de cursos, ya estaba comenzando a anochecer y uno de los j贸venes fue al ba帽o solo a pesar de las advertencias de sus compa帽eros quienes si hab铆an presenciado las manifestaciones del vengativo esp铆ritu, el joven para mayor privacidad cerr贸 con llave la puerta exterior de los ba帽os para que nadie pudiera pasar, ni siquiera a los otros inodoros.

Al pasar de los minutos, de pronto el estudiante se encontr贸 en un silencio total, la m煤sica y las voces de la gente hab铆an desaparecido, hasta que de pronto algo irrumpi贸 la calmada atm贸sfera, eran golpes secos que llamaban a su puerta, aunque el joven sab铆a que no hab铆a posibilidad de que alguien pudiese entrar, temeroso pregunt贸 si hab铆a alguien pero no encontr贸 respuesta, aunque el susto lo estuviera matando de miedo, decidi贸 asomarse bajo la puerta para ver si hab铆a alguien m谩s, al hacerlo, se dio cuenta que estaba completamente solo鈥

Aterrorizado abri贸 la puerta para de inmediato salir del espeluznante lugar, apenas dio un pas贸 y escucho el susurro de una mujer, cuando este volte贸 vio a una mujer fallecida que trataba de atraparle arrastrando una de sus piernas trozada, el joven corri贸 hacia la salida pero se golpe贸 antes de que pudiese salir causando su desmayo.

Cuando el joven recobr贸 la memoria, estaban sus amigos y dem谩s alrededor, el estaba completamente en shock, no pod铆a creer lo que hab铆a visto hasta que vio su pierna鈥 la cual ten铆a una mordedura.

Atte: Edy Doo