Skip to content

2 historias perturbadoras – Nadie llega hasta el final

Historias Pertrubadoras Huerfana

Las 2 historias perturbadoras que compartiremos a continuación son completamente reales y podrían herir susceptibilidades. Ante esto, se recomienda discreción

Klara Mauerova, la madre caníbal 

Klara Mauerova Historia De La Huerfana
Klara Mauerova

El mundo está lleno de actos inhumanos e historias perturbadoras que pueden helarnos la sangre. Historias que parecen haber salido de la imaginación de alguna mente macabra y retorcida, pero que en realidad han ocurrido en algún rincón del planeta. 

Así sucede con Klara Mauerova. Una madre que, después de maltratar, abusar y encerrar a sus hijos en una jaula, se alimentó de ellos durante meses. Siendo este el último acto de violencia supuestamente exigido por la secta conocida como “El Movimiento del Grial”, a la cual pertenecía. 

Klara Mauerova Historia De La Huerfana 1
Klara Mauerova y sus hijos

Nacida en la República Checa en el año 1975, desde muy pequeña comenzó a presentar síntomas de esquizofrenia y paranoia. Enfermedades que la llevaron a idealizar una vida religiosa de carácter extremista. 

Su hermana menor, Katerina, también sufría de esquizofrenia y simpatizaba abiertamente con las ideas de Klara. Pero pese a los problemas y a la compleja personalidad de ambas, tanto Klara como Katerina lograron llevar una vida aparentemente normal desde el principio. 

Katerina Klara Mauerova Historia De La Huerfana
Katerina Mauerova

De hecho, Klara fue la primera en abandonar la casa de sus padres para estudiar pedagogía en la universidad. Y fue allí donde conoció a su futuro esposo, con el cual más tarde tendría dos hijos: Jakub y Ondrej

Sin embargo, el hombre termina abandonado a Klara que, tras manifestar problemas de ansiedad y depresión, se resguarda bajo el amparo de su hermana Katerina. Quien a su vez conoce a la supuesta compañera de clases de Klara: Barbora Skrlova

Barbora Huerfana Historia Real

Barbora entra en la vida de las Mauerova y mantiene una relación aparentemente estable con las hermanas. Era una mujer de 32 años de edad que al padecer hipopituitarismo, podía confundirse fácilmente con una niña de 12 años

Pero los problemas de Barbora iban más allá de la apariencia, puesto que también sufría graves trastornos de identidad y personalidad. Problemas que claramente podía ocultar o en su defecto, utilizar para persuadir a las débiles hermanas. Además, como también pertenecía a la antigua secta “El Movimiento del Grial”, logró introducir expeditamente a las hermanas Mauerova en dicha doctrina religiosa para practicar el sadismo y el canibalismo en grupo. 

Fue así como Barbora convenció a Klara de deshacerse de sus hijos. Alegando que en realidad eran escorias humanas iguales a su padre que debían ser castigados por los pecados del hombre. 

Barbora Skrlova Klara Katerina Huerfana

El resultado fue monstruoso para los niños,  pues terminaron en el sótano, totalmente encerrados en una jaula de hierro durante meses. Con sed, hambre, frío y sin ninguna prenda para cubrirse, obligados a dormir sobre sus propias heces. 

Fue entonces cuando un día, aburridas de las mismas torturas y siguiendo las instrucciones de Barbora, comenzaron a sobrealimentar a los pequeños durante varias semanas para hacerlos subir de peso.   

Días después, es Klara quien baja al sótano con un cuchillo, y fingiendo amabilidad para establecer confianza con los pequeños, le pide a Ondrej que saque una de sus piernas por los barrotes de la jaula. El niño obedece confiando en su progenitora, pero luego Barbora y Katerina lo sostienen. 

Klara Madre Canibal

Horrorizado y en medio de gritos de terror, observa como su su propia madre empieza a cortar trozos de carne de su pierna para luego devorarlos junto con las demás mujeres.  

El destino de Jakub fue el mismo. Era obligado a mirar mientras su madre rebanaba grandes trozos de carne de uno de sus brazos. Trozos crudos de carne que eran devorados sin contemplación alguna mientras la sangre (aún tibia) escurría de sus bocas. 

El barbárico ritual se repitió durante un año: Las mujeres bajaban al sótano, Klara arrancaba pedazos de carne y después las tres los engullían allí mismo. Pero meses después, Barbora ordena instalar una cámara de vigilancia para monitorear a los niños. Sin embargo, ninguna pensó que el monitor de vigilancia del vecino interceptaría la imagen del monitor de Klara. 

Captura De Pantalla 2020 12 14 A Las 10.12.40 P.m.

Fue así como el vecino pudo observar a Klara golpeando y azotando a sus hijos mientras permanecían sin prendas y encadenados. La policía respondió inmediatamente al llamado, y tras entrar a la fuerza al recinto, quedaron estupefactos ante la espeluznante escena del crimen. 

Uno de los niños se había desmayado, mientras que el otro se encontraba en completo estado de shock. El suelo estaba pegajoso, y el hedor a excremento, vómito y orina, era simplemente nauseabundo.  

Una pequeña niña salió de la nada llorando y asegurando ser víctima de las circunstancias. Era Barbora, por supuesto, quien más tarde huyó hacia Noruega para hacerse pasar por un niño llamado Adam. 

Barbora La Huerfana Real
Barbora Skrlova

No obstante, la justicia logra capturarla meses más tarde para condenarla únicamente a 5 años de prisión. Mientras tanto, Klara es sentenciada (ridículamente) a 9 años de cárcel, mientras que Katerina obtiene una condena de 10 años. 

El suplicio de Ondrej y Jakub sigue siendo considerado el mayor caso de tortura infantil en la historia de la República Checa, antes Checoslovaquia. Y hasta hoy, se desconoce el estado de salud mental de ambos infantes. 

John George Haigh, el asesino de la bañera 

John George Haigh Bañera
John George Haigh

Son muchas las historias perturbadoras que se desprenden del siglo XX, pero cuando hablamos de asesinos en serie, nada como la historia de John George Haigh. Quien más tarde sería reconocido como “el asesino de la bañera”. 

Y es que para John, quitar la vida era válido siempre y cuando nadie encontrarse pruebas sustentables. Por ello, Haigh introducía los cuerpos sin vida en una bañera, para finalmente disolverlos en ácido sulfúrico. Prácticamente nada quedaba de sus víctimas. Pues el daño a los tejidos y a los huesos era inminente.  

John George Haigh

Fue arrestado el 20 de febrero de 1948 tras la desaparición de la señora Durand-Deacon, a quien se le vio por última vez con él. Al ser capturado, Haigh confiesa sus crímenes, pero la defensa (bajo la influencia del periódico “News of the World”), intenta declararlo insano para extender el juicio y vender la exclusiva al periódico. 

Captura De Pantalla 2020 12 14 A Las 10.18.52 P.m.
Durand-Deacon

Haigh aprovechó la situación para alegar demencia, asegurando estar obsesionado con la sangre humana. Razón por la cual la prensa sensacionalista comienza a llamarlo “el vampiro de Londres”. Y para seguir jugando con las circunstancias, continuó comportándose irracionalmente durante su reclusión, llegando a beber su propia orina delante de los guardias. 

Sin embargo, los informes oficiales demostraron que Haigh fingía y actuaba con premeditación a la hora de realizar sus crímenes. De manera que cuando la verdad sale a la luz, Haigh es apodado como “el asesino de la bañera”, pues se comprobó que aproximadamente 8 personas murieron a causa del ácido sulfúrico que John George Haigh vertía con sumo cuidado en la bañera de su propio hotel de baño.

LEER
Blanche Monnier: la desafortunada y oscura historia sobre la "Rapunzel real"