Skip to content

La catedral de Munich, el lugar donde apareció el demonio y dejó su huella

Diablo

Conoce la leyenda sobrenatural “La Huella del Diablo”…

La catedral de Nuestra Señora de Múnich, es una iglesia alemana de estilo gótico que encierra un oscuro secreto, pues se dice que en el sagrado templo el diablo dejó huella.

Todo comenzó cuando el arquitecto Halsbach, quien sería el encargado de construir la catedral decidiera pactar con el diablo para que no interfiriera en su obra, el diablo aceptó con una condición, que la iglesia se construyera sin ventanas, si el arquitecto llegará a romper el trato, Satanás recogería su alma.

Al quedar la catedral terminada y consagrada, el diablo miró la iglesia desde la entrada y todo parecía correcto, no se podía mirar ninguna ventana, pero Halsbach le había tendido una trampa pues tras unas columnas había unas ventanas que no se podrían ver desde la entrada. Cuando el diablo se enteró de que fue engañado, fue tanta su furia que decidió dejar la huella de su pisada.

La segunda versión cuenta que el diablo entró a la catedral ya terminada, y le dio mucha risa que la iglesia no tuviera ventanas, se carcajeo y se carcajeo hasta que de pronto vio que si tenía ventanas detrás de las columnas, le dio tanto coraje que intentó derribar la catedral pero no lo logró, así que al menos decidió dejar su huella en la entrada.

Independientemente de cuál de las versiones es la verdadera, el año que la iglesia se terminó el arquitecto Halsbach falleció, si la primera versión es la verdadera, el diablo reclamó el alma de Halsbach.

¿Y tú conocías “La huella del diablo”?

Atte: Edy Doo