Skip to content

¿Por qué los duendes se llevan las cosas?

por qué los duendes se llevan las cosas

La existencia de los duendes es descrita desde hace siglos y por muchas culturas como pequeños seres de personalidad jocosa. A causa de esta naturaleza, se cree que los duendes se llevan las cosas con el fin de jugarnos bromas. Sin embargo, es posible que sus motivaciones vayan más allá de eso.

¿Qué quieren los duendes?

que quieren los duendes

Es difícil predecir el comportamiento de unas criaturas que “en teoría” no deberían de existir. Por otro lado, quienes han tenido contacto o han convivido en la misma casa con duendes, aseguran que no siempre tienen intenciones divertidas. Es posible que para ellos resulte entretenido mover nuestras llaves, pero hay situaciones que nos hacen pasar de la risa al terror sin problemas.

No obstante, es cierto que la razón por la que los duendes se llevan las cosas es por mera diversión. Si en medio de su tarea ponen a prueba nuestra paciencia o nos sacan un grito, mejor para ellos.

En cualquier caso, descubrir si habitamos en la misma casa que los duendes no es muy difícil. Seguramente, te ha pasado que dejas un objeto en un lugar y al otro ya no está. Luego de tanto buscar, terminas encontrándolo en sitios escondidos o donde se encontraba originalmente. Si es el caso, efectivamente, vives con duendes.

¿Qué suelen llevarse los duendes?

Nuestra interacción con estos seres diminutos, incluso hoy en día, es constante, aunque no nos demos por enterados. De hecho, quienes lo saben se han dado cuenta de que los duendes se llevan cosas específicas, ya que llaman su atención. Algunas de estas podrían ser:

  • Objetos brillantes: Realmente buscan oro, pero no siempre logran diferenciarlo de otros metales, lo cual explica por qué las llaves y las monedas suelen perderse. Se desconoce el propósito, pero de este comportamiento parte la leyenda del oro de los duendes.
  • Dulces: A estas criaturas les encanta la comida humana, en especial los caramelos, ya que son pequeños y fáciles llevar. Además, disfrutan el sabor dulce por encima del resto.
  • Licor: Los duendes se han dado a conocer como bebedores empedernidos. Si bien, para los ejemplares más pequeños resulta difícil llevarse las botellas, no es imposible. Es por eso que se rumora que los bares están llenos de duendes.
  • Prendas: No se sabe donde y en que condiciones viven estas personitas. Sin embargo, como los duendes se llevan cosas como prendas y textiles, se cree que lo usan para sus nidos. Por otro lado, no se descarta la idea de que hagan su ropa a partir de la nuestra.

¿Los duendes se llevan personas?

Llegamos al punto donde los duendes dejan de ser divertidos. Entre las cientos de historias que se cuentan sobre estas criaturas, muchas de ellas giran en torno a los secuestros, en especial de niños. Quizás se deba al hecho de que son más fáciles de manipular, tanto física como psicológicamente.

No obstante, esto no significa que no intenten agredir a personas adultas. De hecho, se sabe que su principal objetivo en estos casos son las mujeres. Sin embargo, todo depende del tipo de duende que habite en tu casa. Mientras que algunos duendes se llevan las cosas, otros pueden ser hostiles e incluso peligrosos.

Como podrás ver, los duendes pueden ser criaturas relativamente inofensivas. Aunque se llevan las cosas, tarde o temprano terminan por devolverlas o las dejan tiradas porque pierden el interés.

Si crees que uno de estos seres vive en tu casa, ruega porque sean del tipo de duendes que se llevan tus cosas. De otro modo, tu vida podría ser su siguiente objetivo.