Skip to content

El Hipnotizador de Heidelberg

Conoce la historia de ‚ÄúEl Hipnotizador de Heidelberg‚ÄĚ, un hombre que ejerc√≠a control mental sobre una mujer para obligarla a hacer cosas descabelladas…

Una forma de poder ejercer control mental sobre las personas es la ‚Äúhipnosis‚ÄĚ, una condici√≥n fisiol√≥gica que hace que una persona pueda actuar de manera inconsciente seg√ļn lo que le ordene el hipnotizador. Aunque mediante la hipnosis se pueden obtener resultados ben√©ficos para la persona hipnotizada, existen ocasiones que el hipnotizador puede hacer un mal uso del poder que se le da, como lo fue en el caso de ‚ÄúEl Hipnotizador de Heidelberg‚ÄĚ.

Una hermosa mujer estuvo hipnotizada durante siete a√Īos por un hombre sin escr√ļpulos, que a la distancia le ordenaba cosas que iban en contra de su voluntad y su moral. Todos esos a√Īos, aquella mujer no fue la misma, parec√≠a que era controlada como una marioneta, cuando su esposo le ped√≠a explicaciones de lo que le suced√≠a, ella lloraba porque no sab√≠a donde hab√≠a estado, ni que hab√≠a pasado. Todos esos a√Īos, el supuesto ‚Äúdoctor Bergen‚ÄĚ se hab√≠a aprovechado carnalmente de ella y adem√°s le hab√≠a sacado tanto dinero como pod√≠a.

Cuando Bergen se quiso deshacer de ella por temor a ser descubierto, le ordenó arrebatarse la vida, la primera vez le pidió que se arrojase al tren en marcha, pero ella desobedeció; La segunda vez él le pidió que lo hiciera en un río, y aunque ella ya se había sumergido en las aguas, al final pudo desistir.

Al ver que los intentos eran fallidos, decidió que el que debía fallecer era el esposo de la mujer, antes de que diera con él. La primera vez le ordenó darle de comer hongos envenenados, pero él sobrevivió; La segunda vez ella tenía que envenenarle con unos polvos en el café, a pesar de que el esposo se puso muy mal, él se recuperó; La tercera vez ella tendría que accionar un arma contra él mientras dormía, ella lo hizo, pero no estaba cargada; y por ultima vez, el hipnotizador le ordenó lo mismo nuevamente, esta vez ella le apuntó pero no se atrevió a presionar.

Despu√©s de que su esposo puso una denuncia sin tener pruebas, las autoridades estaban un poco esc√©pticas pero a√ļn as√≠ apoyaron al matrimonio, mandaron a la mujer con un psiquiatra, quien durante un a√Īo y medio, la hipnotiz√≥ cuatro mil veces bajo la supervisi√≥n de un magistrado, ella logr√≥ recordar todo lo que hab√≠a vivido y se pudo librar del poder mental que aquel perverso hipnotizador ejerc√≠a sobre ella.


Después de que Bergen (como se hacia llamar) cometiera un robo, el fue detenido, y descubrieron que aparte de un ladrón era un estafador quien se hacía pasar por médico. En cuanto llamaron a la mujer, ella inmediatamente lo reconoció, sin embargo el negó todo y la acusó de mentirosa, pero los detalles íntimos que ella sabía sobre él, fueron pruebas suficientes para declararlo culpable.

Nota: cuando las personas se exponen a la hipnosis, corren el peligro de que los demonios y/o malos espíritus entren, ya que no se tiene la voluntad propia para aceptar o rechazar algo.

¬ŅY t√ļ probar√≠as la hipnosis?¬†

Atte. Edy Doo