Skip to content

“El Horror de Dunwich”: Un relato de H. P. Lovecraft

el horror de dunwich, un relato de h. p. lovecraft.

Siempre es interesante revisar el trabajo de un escritor tan ilustre como lo fue Lovecraft. Después de todo, solo él ha conseguido construir un mundo entre las páginas, con una atmosfera de terror tan densa y palpable. Es difícil decidir cuál es su mejor obra, pero estamos seguros de que “El Horror de Dunwich” es considerada un favorito entre los aficionados, por lo que quisimos revisar un poco que hay detrás de este aterrador relato.

¿De qué trata “El Horror de Dunwich”?

El libro cuenta los extraños acontecimientos que tuvieron lugar en Dunwich y la relación que la familia Whateley tendría con la llegada de una extraña criatura al pueblo. “El Horror de Dunwich” es considerada por muchos como la pieza angular de toda la mitología de H. P. Lovecraft, junto a todas las historias que hablan de diferentes deidades invadiendo el mundo terrenal.

Gran parte de la historia serviría como un prólogo para el verdadero Horror de Dunwich, ya que explica quiénes eran los Whateley y la búsqueda de Wilbur por liberar a su hermano gemelo en nuestra dimensión. Por fortuna, sería detenido con la ayuda de 3 investigadores, pero esto no evitó que el monstruo cobrara la vida de decenas de víctimas en Dunwich.

El Horror de Dunwich, un relato de H. P. Lovecraft
El Horror de Dunwich, un relato de H. P. Lovecraft

La familia Whateley

Durante los años 20, nacería Wilbur Whateley, un niño sin padre en una de las familias menos queridas de Dunwich. Corrieron muchos rumores acerca de este misterio, lo cual empeoró luego de que el abuelo del niño profetizara que, algún día, este gritaría el nombre de su padre. Tras la desaparición de su madre y la muerte de su abuelo, Wilbur se dedicó a continuar las remodelaciones de la casa. Aparentemente, había una criatura escondida que no paraba de crecer y que se alimentaba ferozmente de las vacas.

Sin embargo, Wilbur tendría que esperar un poco más para desatar “El Horror de Dunwich”. Mientras tanto, tendría que continuar investigando acerca del ritual que traería el fin a la humanidad. Por fortuna, sería atrapado robando un libro en una importante biblioteca, donde moriría por el ataque de unos perros. Durante su agonía, recitaría un pasaje del Necronomicón, donde se escucharía el nombre de Yog-Sothoth. Esto causaría la liberación de su otra mitad.

LEER
"El Juego de Gerald" de Stephen King

La casa que alguna vez estaría habitada por los Whateley había sido destruida, su ganado consumido y ahora El Horror de Dunwich comenzaría. No obstante, quienes atestiguaron la muerte de Wilbur, irían al pueblo a enfrentar lo que este había desatado en el mundo. Curiosamente, la bestia también gritaría el nombre de Yog-Sothoth antes de desaparecer.

¿Cómo era Wilbur Whateley?

Un niño sin un padre humano, producto de la hechicería. Debido a su infancia recluida, desarrolló una personalidad introvertida y era dado al conocimiento oscuro, heredado de su abuelo, de quien ya se sabía que practicaba la hechicería desde mucho antes.

Durante sus primeros meses, Wilbur Whateley ya podía hablar y caminar con facilidad, y para antes de cumplir 5 años, lucía como un joven adolescente. Esto se debe a que crecía de una forma descomunal y, al verlo, no había indicios de que su crecimiento se detuviera pronto. Este crecimiento anormal era un rastro de su naturaleza y era más evidente en su hermano más monstruoso.

Cuando fue atrapado por los perros de la biblioteca, en un intento de robar un libro importante para desatar “El Horror de Dunwich”, se descubría la verdad. No era humano y su verdadera apariencia se veía disimulada por algunos conjuros. El pecho estaba recubierto de una coraza escamosa, mientras que su espalda presentaba manchas similares a las de una serpiente. Lo peor de todo eran los tentáculos que salían de su abdomen, como una boca, y los ojos en cada lado de la cadera. Tenía piernas peludas con una forma similar a la de los antiguos dinosaurios.

Importancia de El Horror de Dunwich en la mitología lovecraftiana

Un aspecto interesante que debemos destacar, para disfrutar de los relatos de H. P. Lovecraft, es que son historias distintas que intentan explicar los fenómenos que amenazan este mundo. Todo apunta a que hay criaturas y dioses que esperan su momento para invadir nuestra dimensión, desatando el apocalipsis. El Horror de Dunwich solo es una de las muchas perspectivas de una misma historia que ofrece más información acerca de esta mitología.

Array